TU PERFIL

Diamante

EN BRUTO

Insignia de la estrella
Logo_Kathy_Venegas_horizontal_color.png

Eres un diamante en bruto

 

Estás siendo capaz de apropiarte de tu rol como padre/madre y vivirlo con la convicción de que el impacto que genera tu papel en la vida de tu hij@ es protagónico y trascendental. Has desarrollado un amplio sentido de responsabilidad y por ello tienes la convicción de que lo que hagas, digas y/o sientas está dejando una marca en la vida de tu hij@ y ¡Sí! Tienes mucha razón.

 

Tu compromiso con tu parentalidad es una de las fortalezas que más resaltan en ti.

 

Ahora que ya tienes muy entendido tu compromiso con tu tarea parental, es necesario involucrarte con nuevos conocimientos. ¡Sí! Porque… ¿te cuento algo?... Eso de que nadie nos enseña a ser padres es una frase que ha quedado obsoleta en los tiempos que corren. La verdad es que con todos los estudios acerca de la niñez, el cerebro de los niños, sus necesidades y las ventanas sensibles para aprender destrezas específicas, tu hij@ merece que te prepares, aprendas y comprendas los aspectos básicos de su desarrollo. ¡De esa manera se simplifican muchas cosas de la vida cotidiana de la crianza!

 

Además, como dicen por ahí “la información es poder”. En este caso, el convertirte en un experto en el desarrollo de tu hij@ te permitirá anticiparte a sus cambios según su edad, a ajustar tus estrategias para cuando aparezcan los desbordes emocionales o las dificultades en las rutinas, entre tantas otras cosas.

 

Por eso te cuento que el conocimiento acerca del desarrollo y las necesidades de tu hij@ es otro de los pilares de tu talento parental que puedes desarrollar, ¡Lúcete aquí también!

 

Ahora bien, quizás te está faltando un poco de motivación para empaparte de la energía que a veces puede flaquear para que puedas seguir creciendo y descubriendo tus fortalezas. Es decir, a veces te sientes con deseos de ponerle color, globos y serpentinas a tu modo de criar y otras veces esa disposición se desvanece. Quizás no te estás sintiendo lo suficientemente recompensado o no estás del todo consciente de tus fortalezas o desconoces de qué manera ampliar tus opciones para mejorar tu desempeño

 

 

Por eso, por ahora te recomiendo:

 

  • Mantén activo tu autocuidado, para que tu mente y cuerpo estén lo suficientemente descansados para detectar los cambios tanto tuyos como de tu hij@ y así disfrutar de los desafíos de la crianza.

 

  • Felicítate por el papel que estás desempeñando. Reconoce que los avances de tu hij@ son también gracias a tu sensibilidad como padre/madre y al compromiso que le has puesto a esta tarea en tu vida. ¡No es fácil! Y tú lo estás haciendo bien.

 

  • No pierdas tu capacidad de asombro y mantén activo tu interés por descubrir nuevas destrezas que te permitirán afianzar tu seguridad como madre/padre.

  • whatsapp
  • Instagram - Círculo Blanco